Los errores más comunes en el crossfit cuando eres principiante

Si el crossfit no es ya el rey del fitness está muy cerca de conseguirlo. Cada vez conocemos a más personas de nuestro entorno que se someten a esta disciplina espartana. Lo que muchos de ellos desconocen es que, de ejecutarse erronéamente, estos movimientos funcionales nunca te aportarán ningún progreso. Si lo que quieres eres uno de esos principiante que está perdiendo el tiempo, aquí tienes los tres errores más comunes.

Hacer más de lo que necesitas

El cuerpo tiene unos límites. Da igual el momento físico en el que te encuentres, si es muy bueno o pésimo, pero siempre habrá una curva de progreso que tu cuerpo no superará durante un tiempo determinado. Excederse en ella no solo no te aportará nada si no que cabe la posibilidad de que sea perjudicial. Si quieres saber por qué, quizás debas leer sobre el proceso de catabolización

Antes de adentrarse de lleno en el crossfit y conocer este mundo te recomiendo tomar una serie de clases para principiantes para captar una serie de normas básicas. Ver las cosas con perspectiva te ayudarána  saber en qué punto estás y hacia donde quieres llegar.

Buscar el volumen en exceso

Es un error que se extiende en muchos deportes que guardan algún tipo de relación con el crecimiento muscular. Está claro que todo el mundo busca superar sus marcas personales, pero el crecimiento muscular exhacerbado no tiene porque ser positivo. Estamos hartos de ver a personas que se afanan en incrementar su tejiodo muscular aumentando el número de repeticiones pensando que de esta manera conseguirán mejores resultados.

Es mucho más positivo variar el tipo de ejercicios, de movimientos así como alterar el número de repeticiones y la intensidad. Eso sí, siempre buscando la mejora en algún aspecto.

Los errores más comunes en el crossfit: ejecutar mal los ejercicios

Siempre se dice aquello de que vale más diez repeticiones bien hechas que veinte mal. Y es verdad. Con la gran intensidad con la que se realizan estos ejercicios pueden llevarte a una lesión (y bastante grave, por cierto) si no los realizas con la técnica que se precisa.

Por último, acuérdate de mejorar la flexibilidad de vez en cuando. La razón es sencilla: al mejorar la flexibilidad se verá incrementado el rango de movimiento. Esto será lo que en cierta medida contribuirá a prevenir posibles molestias físicas, y a recuperarse con más facilidad.

Consejos para evitar las típicas lesiones de Crossfit

Elige bien el box

¿Sabes qué box es el mejor para ti? Optar por el monitor más experimentado en CrossFit será lo mejor para cualquier crossfitter inexperto. Es esencial tener a alguien que te pueda enseñar las mejores técnicas de ejecución de todos los ejercicios para evitar, en mayor medida, todas las lesiones posibles. Con mayor experiencia y educación, un instructor de CrossFit podrá crear un programa más completo y personalizado a ti. Observa previamente varias clases de algunos box para ver qué tipo de interacción del instructor te viene mejor y te gusta más.

Conoce tus límites

Escuchar a tu cuerpo no es solo uno de los beneficios del Yoga. Conocer hasta dónde tu cuerpo puede ofrecer en un momento dado, es importante para tomar una u otra clase. Recuerda que las clases de CrossFit requieren un número muy alto de repeticiones en cada ejercicio. Nunca deberías sentir dolores en un levantamiento, pero quemazón y sensación de agotamiento sería normal. No importa cómo sea tu entrenamiento, toma un día extra de descanso. Levantar pesos cuando aún se está cansado o entumecido de tu sesión anterior podría resultar en una lesión casi irreparable.

Céntrate en tu flexibilidad

Esto no solo significa que te toques los dedos de los pies sin doblar las rodillas. Trabajar tu movilidad y flexibilidad es especialmente importante si eres principiante en esta disciplina. Sin una movilidad y flexibilidad apropiadas tu cuerpo podría decir ‘basta’ en pocos minutos, y si siguieras entrenando, las lesiones vendrían de dos en dos. El calentamiento es tu primer aliado, siempre. Esto incrementará la sangre que fluye por tus venas y arterias, y que llega a tus músculos, aumentará la temperatura corporal y así la movilidad muscular y articular. Haz estiramientos fundamentales antes y después de la sesión para ayudar a los tejidos musculares a repararse en un menor tiempo.

Descansa entre semana

Como hemos dicho, no es aconsejable entrenar si aún tenemos cansancio o dolores de nuestra anterior sesión. El CrossFit se ha convertido en poco tiempo en un ‘deporte’ en sí para muchos, sobre todo en los niveles más avanzados. Sin embargo, como en todo deporte, nuestro cuerpo requiere de un periodo de descanso para reponer fuerzas y recuperarse del esfuerzo. Nuestros músculos, articulaciones y ligamentos nos lo agradecerán. Para ponerte en situación: Por cada 3 meses de constante e intenso entrenamiento CrossFit (5-6 días en semana), necesitarás descansar una semana entera para recuperarte adecuadamente.

Como veis, no son consejos difíciles de asimilar o de entender. Tenemos la regla del descanso que es muy pero que muy importante seguirla, los consejos para elegir tu box adecuado y tus límites, y el hecho que podrías no haber pensado antes, que la flexibilidad es muy determinante en este tipo de entrenamiento. Ya puedes comenzar tu primera sesión CrossFit con la total seguridad de que habrás reducido al mínimo las posibilidades de lesión.