Cómo montar una sala de crossfit

El post de hoy va dedicado a todos aquellos que estén pensando en crear -para ellos mismos o para sí mismos- una sala de crossfit. Lo primero y quizás más importante es saber que en el crossfit no es necesario utilizar muchos accesorios.

La mayor parte de los ejercicios se realizan utilizando tu propio cuerpo, por lo que te darás cuenta que con una buena técnica para ejecutarlos es suficiente. Aquí tienes las claves para que sepas cómo montar una sala de crossfit.

Barras metálicas

Son la base del crossfit. Si quieres instalarlas, presta atención a tu alrededor. Muchas paredes no resisten por sí solas este tipo de infraestructuras, por lo que la instalación de estas puede que debas consultarla con algún profesional para asesorarte.

Música, por favor

La música en el crossfit es necesaria. Los ejercicios de alta intensidad necesitan impulsarse a través de la motivación, por lo que un ritmo adecuado te ayudará a marcar y cumplir la rutina diaria. ¡No olvides apagarla cuando termine!

Espacio, mucho espacio

Una sala de crossfit -sobre todo una en la que se da clase- requiere mucho espacio. Por eso, debes saber combinar elementos y aprovecharlos. A veces, incluso las mismas paredes pueden servirte.

Conocer bien los ejercicios

Los ejercicios de crossfit suelen diferenciarse bastante de los comunes de musculación. La velocidad de ejecución, la intensidad, el tiempo de descanso… todo es diferente. Por eso te recomiendo que sepas cómo realizar los ejercicios crossfit de la mejor forma. Los más comunes suelen ser :

  • Burpess. Todos lo califican como uno de los mejores ejericios y más completos. Trabaja los brazos, el abdomen, las piernas, y el corazon.
  • Battle ropes. También se le conoce como “cuerda de batalla” en su traducción literal. Se trata de ejercicios con cuerdas largas de entre 15 y 20 metros. Su peso y su diámetro son uno de los causantes de la efectividad de sus ejercicios.
  • Handstand Push Up

Cuidado con las lesiones

Las lesiones en el crossfit suelen ser más agresivas que en el resto de deportes. Según las estaísticas que recoge en su web HSNStore, un 73,5% declararon haber sufrido una lesión durante el entrenamiento de CrossFit, de las que las más habituales son lesiones de hombro (25%), lesiones espada baja (20%) y lesiones rodilla (17%).