lesiones de Crossfit

Consejos para evitar las típicas lesiones de Crossfit

Elige bien el box

¿Sabes qué box es el mejor para ti? Optar por el monitor más experimentado en CrossFit será lo mejor para cualquier crossfitter inexperto. Es esencial tener a alguien que te pueda enseñar las mejores técnicas de ejecución de todos los ejercicios para evitar, en mayor medida, todas las lesiones posibles. Con mayor experiencia y educación, un instructor de CrossFit podrá crear un programa más completo y personalizado a ti. Observa previamente varias clases de algunos box para ver qué tipo de interacción del instructor te viene mejor y te gusta más.

Conoce tus límites

Escuchar a tu cuerpo no es solo uno de los beneficios del Yoga. Conocer hasta dónde tu cuerpo puede ofrecer en un momento dado, es importante para tomar una u otra clase. Recuerda que las clases de CrossFit requieren un número muy alto de repeticiones en cada ejercicio. Nunca deberías sentir dolores en un levantamiento, pero quemazón y sensación de agotamiento sería normal. No importa cómo sea tu entrenamiento, toma un día extra de descanso. Levantar pesos cuando aún se está cansado o entumecido de tu sesión anterior podría resultar en una lesión casi irreparable.

Céntrate en tu flexibilidad

Esto no solo significa que te toques los dedos de los pies sin doblar las rodillas. Trabajar tu movilidad y flexibilidad es especialmente importante si eres principiante en esta disciplina. Sin una movilidad y flexibilidad apropiadas tu cuerpo podría decir ‘basta’ en pocos minutos, y si siguieras entrenando, las lesiones vendrían de dos en dos. El calentamiento es tu primer aliado, siempre. Esto incrementará la sangre que fluye por tus venas y arterias, y que llega a tus músculos, aumentará la temperatura corporal y así la movilidad muscular y articular. Haz estiramientos fundamentales antes y después de la sesión para ayudar a los tejidos musculares a repararse en un menor tiempo.

Descansa entre semana

Como hemos dicho, no es aconsejable entrenar si aún tenemos cansancio o dolores de nuestra anterior sesión. El CrossFit se ha convertido en poco tiempo en un ‘deporte’ en sí para muchos, sobre todo en los niveles más avanzados. Sin embargo, como en todo deporte, nuestro cuerpo requiere de un periodo de descanso para reponer fuerzas y recuperarse del esfuerzo. Nuestros músculos, articulaciones y ligamentos nos lo agradecerán. Para ponerte en situación: Por cada 3 meses de constante e intenso entrenamiento CrossFit (5-6 días en semana), necesitarás descansar una semana entera para recuperarte adecuadamente.
Como veis, no son consejos difíciles de asimilar o de entender. Tenemos la regla del descanso que es muy pero que muy importante seguirla, los consejos para elegir tu box adecuado y tus límites, y el hecho que podrías no haber pensado antes, que la flexibilidad es muy determinante en este tipo de entrenamiento. Ya puedes comenzar tu primera sesión CrossFit con la total seguridad de que habrás reducido al mínimo las posibilidades de lesión.